Educadora social

Mi carrera profesional comienza gracias al trabajo con los más pequeños, ellos me abrieron la puerta hacia un camino apasionante de conocimiento y emociones, por el que aún sigo caminando. Estudié animación sociocultural y me diplomé como educadora social. Trabaje con niños y adolescentes interviniendo en diferentes ámbitos: drogodependencias, servicios sociales, escuelas, centros culturales, y ocio y tiempo libre. Durante mi práctica siempre he ido formándome en temas que me interesaban según los grupos que tenía frente a mí… Hasta que me di cuenta que necesitaba formarme en familia, ya que por mucho que trabajase con los más pequeños, este trabajo debía de ser acompañado por las familias. Así es como apareció en mi vida la terapia de familia y en particular el enfoque sistémico, que ha supuesto la elaboración de un trabajo profundo a nivel personal y profesional. Ahora soy experta en modelo sistémico relacional en contextos preventivos y terapéuticos (más de 1000 horas de formación teórico-práctica en la escuela de familia IFFI). Experta en técnicas y recursos emocionales y corporales (CCE) Participo como formadora en el curso de experto universitario del CAF. Sigo complementando mi formación como terapeuta interesándome por la psicología, la terapia gestalt, el coaching, la biodanza…
En la actualidad soy presidenta de la asociación “mentes positivas” y trabajo coordinando e implementando diferentes programas, dirigidos al desarrollo personal y a la mejora de la salud mental en la comunidad. Desarrollamos proyectos socioeducativos de convivencia en el aula, formación de profesionales, escuelas de padres, programas de crecimiento personal y resolución de conflictos, consulta individual y de familia.... Esta actividad profesional me permite vivir en el amor, la justicia social y la creatividad, valores en los que se sustenta mi identidad.

“Lo que crees creas, si buscas resultados diferentes, trata de hacer cosas distintas”